Nuevo serum NIP+FAB

Hooola chicas, que tal?? Lamento mucho la ausencia de estos días pero es que tuve examen y además he vuelto a trabajar, Wiiiiiiii!!!!!!!! y es que ha sido taaaaan rápido que no me dio tiempo a asimilarlo todo. 

Bueno, hoy os traigo una nueva review sobre una marca que ha traído hace poquito Juteco a sus tiendas. Se trata de una firma inglesa llamada NIP+FAB. Por lo que he podido averiguar en su web, ellos mismo definen su marca como:

Accesibles, asequibles y eficaces.  NIP+FAB fue creado para una mujer que lo quiere todo.

NIP+FAB es un fabuloso gama para el cuidado de la piel y el cuerpo fundado por María Hatzistefanis (fundador de Rodial). Diseñado para ofrecer tratamientos específicos para el rostro y el cuerpo, nuestras fórmulas están repletas de ingredientes innovadores y naturales  para la piel suavizando y reafirmando . NIP+FAB propone un cuidado de la piel de alta calidad para las preocupaciones de todos los días, a precios de todos los días.

Yo adquirí el serum de la línea FLIX glicólico ya que de todos los que tenían en la tienda era el único que me ofrecía hidratación y reducción de poros, que era lo que andaba buscando y además a un precio más que asequible, puesto que son 30mL y costó 15€. 

Así mismo, la firma nos explica de su serúm: 

SERUM FIX GLICÓLICO

Es un suero para aplicar durante la noche, innovador con 4% de ácido glicólico para texturizar la apariencia de la piel. Esta fórmula poderosa y  altamente eficaz contiene ácido glicólico para suavizar la apariencia de las líneas finas al tiempo que mejora la textura de la piel. Diseñado con PoreAway ingrediente especial que reduce visiblemente el tamaño de los poros, contiene también aloe vera cuya función es aliviar + calmar.
 
                                          Imagen 
Como os digo, lo compré a finales de mayo, porque se me estaba acabando el de Ives Rocher que os comenté en el post anterior y como no me había convencido demasiado (por no decir nada) me atreví con este. La señora de Juteco que me atendió, a pesar de no ser lo más majo del universo (al contrario, era una borde) me intentó meter por los ojos serums de Clarins, Biotherm, que a pesar de tener una pinta exquisita, considero que mi piel no necesita ahora más que hidratación y equilibrio, ya que de momento no tengo líneas de expresión marcadas, ni arrugas y por tanto no necesito efecto reafirmante, ni flash, ni nada similar. Y me dijo que de este no tenía mucha idea, que les había llegado hacía muy poco.
 
Bueno, que me lío. Llevo usando este serum desde que lo compré, creo que el veintimucho de mayo, hasta ahora y solo puedo decir que me está encantando. Tiene una textura tipo gel (este si que es gel) transparente y que se absorbe ultra rápido. Nada más aplicarlo, la sensación que te deja es un pelín pegajosa, pero una vez la piel lo absorbe y lo asienta, apenas se siente. En cuanto al olor es suavecito, para nada pedante ni pesado. 
Por el hecho de tener ácido glicólico, solo lo uso de noche cuando se que no voy a salir y por la mañana me lavo bien la cara y con la hidratante de la mañana añado un protector solar, (aunque he de reconocer que no siempre lo hago porque no puedo evitar tener la sensación de que me pesan en la cara todos los protectores). Si no ponemos protector solar, podemos terminar con manchas en la piel porque el ácido va exfoliando poquito a poco las primeras capas de la piel y las células que hay justo en la capa siguiente pueden “quemarse” y aparecen las manchitas y No, Gracias!!
 
¿Qué he notado con él?
Pues desde la primera aplicación noté muy evidentemente la reducción de poros y fue como un milagro, jajajaja porque he tenido una temporada de mini craters (exagerada que es una) en la zona de las mejillas y de la frente (Oh!! adorada zona T) y con este serum, han disminuído mucho, tanto que están casi a su tamaño normal. De hecho, mi novia me dijo, anda!! pues si que funciona el potingue nuevo!! (si, ella sufre también mi locura, pero como es farmacéutica, me comprende, jeje). Noches siguientes he ido notando una mayor hidratación, la piel está como más rellenita, más gordita, no se me han secado zonas de la piel como me ha ocurrido otras veces, tiene un brillo y una suavidad muy saludable e incluso puedo decir que alguna manchita muy leve de algún grano antiguo está desapareciendo.
Así que lo que quiero deciros es que merece muchisimo la pena. Es una marca que yo no conocía y a la cual me alegro de haberle dado una oportunidad. Además, como punto extra y aunque se que no a todas os puede interesar/molestar, no contiene siliconas y no creo haber leído parabenos (eso a mi no me importa, pero las siliconas si, jeje).
Y hasta aquí mi entrada de hoy. Espero que os haya gustado, o que al menos os entretenga. Si os ha gustado, dadle a me gusta, compartidlo en las redes sociales. Mil gracias por leerme, nos vemos.
Muakss!!!, Nuria
Anuncios

Que pienso de: Snow fairy

Hola chicas! La entrada de hoy tratará del archifamoso y aclamado gel de edición limitada de Lush, Snow Fairy. Si, os hablo de ese gel rosa, con diminutas partículas de purpurina que los señores de Lush sacan cada Navidad y que únicamente podemos encontrarlo en esas fechas porque luego, desaparece como el roscón de Reyes.
Todo el mundo lo adora, es el más buscado y en cuando sale a la venta, alrededor de la última semana de Noviembre, primera semana de Diciembre, cunde el furor y desaparece en muy poco tiempo.
Yo tuve la oportunidad de probarlo estás Navidades, porque mi hermano y mi cuñada me regalaron una caja de Lush que contenía un bote de 100 g de Snow Fairy junto con un jabón sólido y una barrita de masaje. La cajita en cuestión olía de maravilla, desde antes de abrirla. Incluso el papel y el lazo con el que estaba envuelta olían a chuches, ciertamente las cajitas de regalo de Lush son una auténtica monería.
Obviamente no tardé nada en probarlo todo y bueno, desgraciadamente no fue lo que yo esperaba. Siento decir que para ser tan famoso, a me defraudó bastante.
Vamos a ver, yo esperaba ese olor increíblemente apetitoso del que todo el mundo habla. De hecho mucha gente lo asemeja a cómo olería un bolsa repleta de chuches, de esas que se llaman besitos, pues a eso dicen que huele. Y yo, yo no huelo a eso ni de broma!!!
Si es cierto, que en el envase huele muy bien y el gel cumple perfectamente su función, porque hace mucha espuma (cosa que necesito, adoro ser una burbuja andante) no me reseca para nada la piel (lo cual si me ha pasado con los jabones sólidos de Lush) y tiene un color precioso (adoro el color rosa) peeeeeeero, o mi piel es muy rarita, que todo puede ser, o a mi me huele a plasticazo que tumba. También os digo que cada piel reacciona a los perfumes de distinta forma y puede que la mía tenga un pH que oxida el perfume y por eso me huele raro.

Lo sé, lo sé, puede que esté loca, ¿cómo oso difamar de tal forma el gel más vendido de la firma? Pero es que ¿qué queréis que os diga? A mi no me gusta el olor que me deja en la piel una vez la froto con él y salgo de la ducha. El punto positivo es que las purpurinas no se notan nada, así que no vas brillando como una bolita de discoteca.

20140529-164253-60173047.jpg

La verdad, no os podéis hacer una idea de la pena que me dio que no me gustara, porque se que me lo regalaron con todo su cariño y sobre todo porque todas sabemos que Lush no es precisamente barato y además, he probado muchos productos de la firma y raro es el que no me gusta.

Así qué nada chicas, esta mi humilde opinión sobre el famosísimo gel Snow Fairy, lo cual no quiere decir que a vosotras no os guste o que sea mal producto, en absoluto. Es más si cualquiera me pide que le aconsejé sobre cualquier producto, siempre mi primera respuesta será, busca en Lush.
Un besito y nos vemos en la próxima entrada.