Cositas que se acaban NYC

 

En el día de hoy os traigo un post de un par de cositas que se me han terminado de las que me compré en mi viaje a la ciudad de los rascacielos.

Se trata de dos limpiadores faciales que adquirí en la única farmacia de verdad (me refiero a que era un poco más como las Farmacias que podemos encontrar en España) que vimos por Manhattan mientras pateábamos sus inmensas avenidas. Por si viajáis para allá, es una farmacia que hace esquina justo delante de la estación Central si no me equivoco ( la que sale en los Vengadores de Marvel 😂)

Os prometo que aluciné cuando vi la inmensa cantidad de cosmética bio y cruelty free que había. Quería llevarme todo lo que veía. Había marcas que conocía como Burt’s bees y otras que no, tenían toda la línea de Weleda, mil tipos y marcas de fitoterapia, etc era el paraíso.

Pero vamos a centrarnos en lo que adquirí.

Son estos dos de aquí. Desde ya os digo que uno lo he repuesto pero que el otro aún no he tenido tiempo ya que no lo encuentro tan facilmente.

Burt’s bees: este gel de jalea real limpia, desmaquilla y refresca la piel dejando un brillo super saludable. No reseca en absoluto pero sientes la piel super limpia, que casi rechina (como cuando pasas un dedo mojado sobre un cristal). Tiene, creo recordar, un 90% de ingredientes de origen vegetal, no es vegano, dado que tiene jalea que proviene de las abejas pero si vegetariano.

Si os preguntáis si pica en los ojos, la repuesta es no. Por ello se ha convertido en uno de mis limpiadores faciales preferidos. Puedes frotar (despacito para no quedarnos calvas de pestañas) que no te arden los ojos, aunque te entre espumita.

Como podéis imaginar, este lo he vuelto a comprar. Me daba miedo que me costará mucho más caro al adquirirlo en España, pero solo supuso 1€ más comprándolo en Amazon.

Acure facial cleansing gel: entre sus ingredientes destacan el açai, blackberry (arándano, no?), escaramujo, caléndula, granada, etc que ya nos indican que es una joyita. Hace una espuma suave, cremosa, rica pero que no reseca y al igual que el otro te deja la piel limpísima.

Tampoco pica en los ojos aunque seas como yo y te frotes como si no hubiera mañana para quitar la máscara de pestañas.

He visto que en IHerb lo tienen pero ahora mismo no hacen envíos a España, tambíen lo envían desde Amazon.com pero no me he fijado en los gastos de envío… tendré que comprobarlo porque merece mucho la pena.

Y hasta aquí mi post neoyorkino. No os hacéis idea de la penita que me dio que se me acabaran más que or el producto, por los recuerdos, pero bueno, puedo volver a disfrutarlos en algún momento.

Mil gracias por leerme y nos vemos prontito, lo prometo.

Anuncios

Probando, probando… Weleda Manos de Espino amarillo

Holaaaaaaaa!!!!!

Lo se, hace mucho que no actualizo, siempre os prometo que voy a hacer más post pero la verdad es que no compro taaaaaantas cosas (para mi tristeza) y además trato de probar bastante las cosas de las que os hablo para tener una opinión bien formada.

Hoy vengo a hablaros de una crema de manos que me enseñó mi amiga Eva, que en cuestiones de cosmética natural es un ejemplo a seguir.

Como cada invierno, en cuanto la temperatura baja y el viento azota, la piel de mis manos muta a cuero seco y deshidratado, no os exagero un ápice. Me llegan a salir grietas y me sangra, todo un espectáculo vamos. Y no se a vosotras, pero a mi las cremas usuales de farmacia tipo Neutrogena, no me hacen NADA DE NADA.

20160306_194826

Así que un día en su casa, Eva me dio un poco de esta crema y OMG fue milagrosa. Tiene todos los puntos necesarios para que sea mi crema favorita:

  • Se absorbe ultra rápido.
  • Hidrata sin engrasar la piel.
  • Huele increíblemente bien.
  • Puedes seguir trabajando con las manos sin manchar absolutamente todo.

Contiene aceites vegetales de espino blanco y otros aceites esenciales ricos en vitamina E y vitamina A que aportan elasticidad y firmeza a la piel. Los extractos de plantas medicinales ayudan a hidratar, suavizar y alisar la piel, apoyándola en los procesos naturales de autorregenación.

EL aroma de esta crema es de mandarina y naranja dulce, lo cual aporta una sensación de frescor.

Por si fuera poco, es una crema natural, cuya formulación está certificada por la BDIH alemana, que asegura que el cosmético esté elaborado con materias primas de primera calidad, obetenidas siempre que sea posible mediante agricultura y cultivos ecológicos o recolección silvestre controlada. Sin sustancias sintéticas como conservantes, colorantes o perfumes. Ya como colofón Weleda NO TESTA EN ANIMALES y eso ya me enamora.

Por último, su precio es muy accesible, si estamos en el rango de cremas de farmacia. Ronda los 10€ y contiene 50 mL, pero os prometo que cunde muchísimo porque con muy poquita cantidad tienes de sobra para las dos manos.

Por mi parte nada más que añadir hoy. Espero que este post os sea de ayuda y si no, al menos que os entretenga. Nos leemos pronto, un beso!!

 

 

He pecado en Ives Rocher

Hola pequeñuelas!!!!

Espero que estéis empezando el otoño super bien, en mi caso y como siempre que empieza la temporada de toses, estornudos y resfriados mi trabajo se vuelve caótico y es un no parar, de forma que no encuentro el momento de escribir, peeeeeero hoy ya tocaba sentarme en el sofá teclado en mano, mientras escucho como fuera está lloviendo.

Pues bien, uno de los sábados en los que me fui sola a Parque Sur (y eso es un pecado mortal, porque necesito a mi novia para que me controle) iba yo buscando una cremita hidratante que me hipnotizara por su olor, que se absorbiera pronto (si me conoceis un poco sabréis que no puedo con las cremas untuosas) y a poder ser que no fuera un robo a mano armada.

Lo se, pido mucho pero es que no puedo con las mantecas de The Body Shop que valen un riñón y tardan media vida en absorberse y chicas, yo no soy de las chicas que se tiran desnudas por la casa después de ducharse hasta que la crema tenga a bien dejar de ser pegajosa.

Así que bueno, como decía, iba buscando LA CREMA, así en mayúsculas y de pronto vi la tienda de Ives Rocher medio vacía y como que me llamó entrar (y no suelo, porque las tiendas vacías me dan mal rollito) me coloqué delante del stand de las hidratantes corporales y Voilá me enamoré. La culpable de mi amor es esta pequeña preciosidad de aquí:

53396

Pues bien, probé el tester que tenían en la tienda y enseguida me encantó el perfume, era un aroma suave y cálido de vainilla que personalmente me apasiona para el otoño invierno y me apliqué un poco en el antebrazo (yo creo que la dependienta a esas alturas pensaba que estaba medio loca pero bueno) y esperé a ver si se absorbía y cómo me dejaba la piel. Pasados unos minutos escasos la crema había desaparecido y en su lugar quedaba un perfume increíble y una suavidad extrema. MIA!!! casi quise gritar de emoción y me fui a la caja a pagar.

Danger, Danger!!! según me acercaba la dependienta se me acercó y me preguntó si conocía la tienda, bla, bla. bla y le dije que si, que era socia pero que no solía entrar mucho y me dijo que si había probado sus champús SIN SILICONAS (horror, había dicho la palabra mágica) y allá que fui como una posesa hacia la zona de cuidado capilar y allí estaban todos colocaditos esperandome y mirandome con gesto seductor, además estaban de oferta, 2 champús por 5€ así que me tiré a la piscina y me llevé el purificante y el de luminosidad y vitalidad. Son estas monadas de aquí:

00398 18069

Esta compra la hice hará más o menos un mes y durante este tiempo he estado probando las cositas así que tengo una opinión más formada acerca de ellas y puedo ser más objetiva.

La crema hidratante me sigue enamorando y cada día más. Cumple todos los requisitos que yo le pedía a una crema, así que soy feliz como una perdiz y es que además huele increíblemente bien, de verdad, si tenéis una tienda a mano id y oledla, os vais a quedar con la boca abierta y salivando. El perfume se mantiene toooooodoooo el día en la piel así que podéis ir olisqueandoos aunque quede raruno hacerlo. No os he contado que el bote es de 400ml y que su precio es de 6,95€. Me encanta todo menos que el tester de la tienda tenía dispensador y el bote de venta no lo tiene pero creo que se puede comprar allí, lo que pasa es que yo fui medio boba y no me di cuenta en el momento.

En cuanto a los champús, de momento he probado solo el de luminosidad y vitalidad y también debo deciros que me tiene loca. Es un champú líquido común y corriente pero tiene la peculiaridad de que a pesar de dejarte el pelo tan limpio que chirría no lo deja seco ni estropajoso. El brillo que dice que aporta es totalmente verdadero porque he notado un brillo extra cuando lo usaba que no encontraba cuando utilizaba otro champú, así que cumple lo que promete. En cuanto al olor es gracioso porque me huele a plantas, me recuerda al cesped cortado o cuando siegan los prados… así muy campestre todo.Trae 300ml y el precio como os dije arriba fue de 2,5€ porque estaba en oferta pero creo que su precio normal es de unos 6€.

He de deciros que Ives Rocher es una tienda de cosmética natural que utiliza muchos principios activos bio y que creo (esto último no puedo asegurarlo al 100%, pero prometo informarme) que no testa en animales así que es perfecta si os preocupan como a mi estas cosas.

Y eso es todo por el post de hoy, espero que os haya gustado y que si os habéis quedado con ganas de oler la hidratante, corrais a la tienda más cercana y me contais.

Un beso enorme y nos leemos pronto.

Que pienso de: Snow fairy

Hola chicas! La entrada de hoy tratará del archifamoso y aclamado gel de edición limitada de Lush, Snow Fairy. Si, os hablo de ese gel rosa, con diminutas partículas de purpurina que los señores de Lush sacan cada Navidad y que únicamente podemos encontrarlo en esas fechas porque luego, desaparece como el roscón de Reyes.
Todo el mundo lo adora, es el más buscado y en cuando sale a la venta, alrededor de la última semana de Noviembre, primera semana de Diciembre, cunde el furor y desaparece en muy poco tiempo.
Yo tuve la oportunidad de probarlo estás Navidades, porque mi hermano y mi cuñada me regalaron una caja de Lush que contenía un bote de 100 g de Snow Fairy junto con un jabón sólido y una barrita de masaje. La cajita en cuestión olía de maravilla, desde antes de abrirla. Incluso el papel y el lazo con el que estaba envuelta olían a chuches, ciertamente las cajitas de regalo de Lush son una auténtica monería.
Obviamente no tardé nada en probarlo todo y bueno, desgraciadamente no fue lo que yo esperaba. Siento decir que para ser tan famoso, a me defraudó bastante.
Vamos a ver, yo esperaba ese olor increíblemente apetitoso del que todo el mundo habla. De hecho mucha gente lo asemeja a cómo olería un bolsa repleta de chuches, de esas que se llaman besitos, pues a eso dicen que huele. Y yo, yo no huelo a eso ni de broma!!!
Si es cierto, que en el envase huele muy bien y el gel cumple perfectamente su función, porque hace mucha espuma (cosa que necesito, adoro ser una burbuja andante) no me reseca para nada la piel (lo cual si me ha pasado con los jabones sólidos de Lush) y tiene un color precioso (adoro el color rosa) peeeeeeero, o mi piel es muy rarita, que todo puede ser, o a mi me huele a plasticazo que tumba. También os digo que cada piel reacciona a los perfumes de distinta forma y puede que la mía tenga un pH que oxida el perfume y por eso me huele raro.

Lo sé, lo sé, puede que esté loca, ¿cómo oso difamar de tal forma el gel más vendido de la firma? Pero es que ¿qué queréis que os diga? A mi no me gusta el olor que me deja en la piel una vez la froto con él y salgo de la ducha. El punto positivo es que las purpurinas no se notan nada, así que no vas brillando como una bolita de discoteca.

20140529-164253-60173047.jpg

La verdad, no os podéis hacer una idea de la pena que me dio que no me gustara, porque se que me lo regalaron con todo su cariño y sobre todo porque todas sabemos que Lush no es precisamente barato y además, he probado muchos productos de la firma y raro es el que no me gusta.

Así qué nada chicas, esta mi humilde opinión sobre el famosísimo gel Snow Fairy, lo cual no quiere decir que a vosotras no os guste o que sea mal producto, en absoluto. Es más si cualquiera me pide que le aconsejé sobre cualquier producto, siempre mi primera respuesta será, busca en Lush.
Un besito y nos vemos en la próxima entrada.