Vamos a pecar en Lush

Holaaaaaa!!!!! Que tal??? Estaba yo tan feliz el sábado por la tarde en casa, mirando youTube y haciendo realmente poca cosa productiva (después de la semana intensa que tuvimos en el trabajo era necesario) y como suele ser habitual en esos momentos, decidí hacerme dos cosas, un Chai Tea y una mascarilla facial. La rescaté del frigo y Horror!! solo me quedaba para esa vez y quise morir. Se me pasó rápidamente cuando recordé que tenía 5 botes negros vacíos para hacer un back to Lush. Y aquí es verdaderamente donde empieza el post de hoy…

Me pasé por Lush plenilunio (gracias Sandra por enseñármelo) ya que hace ya varios tristes años que cerraron Lush ParqueSur (y no sabéis lo mal que lo habéis hecho señores de Lush porque os iba a dar ganancias yo solita aquí en Leganés) y bueno, tenía más o menos claro que quería un acondicionador, un champú sólido y el exfoliante que ya se me había terminado. Así que, como siempre una chica se me acercó rápidamente y con una sonrisa me preguntó si podía ayudarme.

Le dije que necesitaba (bueno, realmente no necesitaba pero ya me entendéis, loca potiadicta modo on) un champú y un acondicionador. Le conté las necesidades de mi pelo y ella me recomendó:

IMG_20170904_113447-01

Se me olvidó incluir Rosy Cheeks pero estaba en el frigo abajo, sorry!

Retread: Yo había leído en su web sobre él y la verdad me apetecía probarlo. Contiene, entre otros ingredientes, melón cantaloupé que se encarga de refrescar el cuero cabelludo, aceite de jojoba que es muy similar a los aceites que naturalmente tenemos en el cabello y la piel, aceite de oliva, aguacate y yogur de soja que se ocupan de hidratar en profundidad y dejar el pelo super suave. Tiene un aroma muy suave, nada estridente. Eso si, me recomendó que utilizara muy poquita cantidad para que el pelo no se sintiera oleoso, que no pesado. Es más, la chica (lamento mucho no haberle preguntado su nombre pero mil gracias por el trato que me diste) lo había usado esa mañana para lavarse el pelo y se había pasado de cantidad y a pesar de que yo lo notaba perfecto, ella me dijo que lo sentía un poco graso. Así que creo que voy a tener acondicionador para dos vidas.

Honey I whased my head: este fue el champú sólido que me llevé al final. Contiene miel que va a hidratar un montón el pelo y aceite de naranja y bergamota que van a otorgar un perfume delicioso. Mi pelo está teñido y tiene alguna mecha que otra de modo que no puedo utilizar champús muy fuertes que me arrastren el tinte en dos segundos por lo que me dijo que de todos, los mejores eran este que me llevé y el Jason and the argan oil (que caerá en un tiempo). Los champús sólidos se usan como una pastilla de jabón normal, lo humedeces con las manos y lo frotas contra el cabello mojado, hace muchísima espuma y deja el pelo limpísimo.

Luego seguimos con “mis necesidades” y como tengo a punto de morir un exfoliante de café y aceite de coco, quise reponer otro favoritísimo.

Rub, Rub, Rub: este amigo azulito pitufo es amor del bueno. Huele que te quieres morir y resucitar mil veces, a mimosa y azahar. Contiene sal marina a raudales y zumo de limón para aportar luminosidad y frescor. Puedes utilizarlo como un gel al uso, o en seco para rascar de lo lindo y sacar todas las pieles muertas que te queden para dejar la piel extra suave. También he leído en la web que puedes usarlo de vez en cuando en el pelo para aportar volumen y dar mucho brillo pero, yo con mi tinte no puedo así que, ahí les dejo el tip.

Como ya debéis saber (digo yo, porque con esto soy muuuuuy repetititva) mi olor favorito en el mundo es el de rose jam, el gel de ducha que sale SÓLO en Navidad y que me vuelve crazy in love (de hecho baño a los peluditos con él y me encanta olisquearles la barriga y a ellos enteros porque les deja el pelo suavísimo)  Pues ahora viene la traca.

Ro´s Argan ajbón gourmet: aquí hay que hacer un parón y alzar las manos al cielo felices y contentos porque señores, señoras, han creado un jabón gourmet con el aroma exacto a mi amado, adorado y querido Rose jam. Como su predecesor contiene muchísimo aceite esencial de rosa de damasco y aceite de argán que te deja la piel suave e hidratada, también contiene aceite de geranio.

Yeeeeeees!!! Es aluciflipante lo suave, blandito y gustoso de tocar que es el jabón en si. Yo no soy muy de jabones en pastillas porque me dejan la piel seca, seca peeeero, los gourmet son otra cosa. Os lo digo porque los probé, son mega suaves y te dejan la piel hidratada y con un olor, que madre mía QUE OLOR!!! OMG!!

Ya dejo de parecer una loca psicópata, lo prometo. Bueno, llegamos al final pero antes, recordáis que os dije que mi motivo ejem, excusa para ir eran los botes vacíos? Pues eso, que me cogí una mascarilla fresca. Y no podía ser otra que…

Rosy cheecks: esta mascarilla me la dieron de muestra en otra ocasión y es que me encanta tanto el olor como lo bien que me deja la piel. Contiene caolín, calamina y aceite de rosas que te deja la piel super equilibrada, tonificada y relajada. Sientes que has vuelto de un tratamiento spa pero en casa (no es por nada pero agradecería uno hecho en Lush, ahí lo dejo). El caolín es un limpiador potente que absorbe toda la grasa que te sobre y en mi caso, al tener la piel mixta tirando mucho a grasa me viene de lujo. La calamina se va a ocupar de relajar la piel, de aliviar las posibles rojeces que podamos tener. Tenemos que aplicar una capita generosa sobre todo el rostro y esperar unos 15 minutos a que se seque. Luego retiramos con agua tibia y voilá, la piel como la de un bebé.

No contenta con esto, me ofrecieron muestras (como siempre que vas a una tienda Lush) y como casi, casi he probado todos los productos que me interesan de la marca, decidimos que lo mejor sería probar el champú líquido Rehab y la cremita de piernas y pies Pink pepermint. Y ya os digo que anoche me la apliqué en los piececillos y me ha gustado mucho.

Ya hemos llegado al final del post de hoy, espero que os haya sido de ayuda o que, al menos, os haya divertido. Mil gracias por pasaros por aquí y nos leemos pronto. Muaks!!

Nuria.

Anuncios

Acondicionador reparador Yves Rocher a juicio.

Holaaaa! Que tal estáis? Yo feliz de la.vida porque el aire huele a tierra húmeda, hace viento y llueve. Yo le doy la bienvenida al otoño ya!!! 

Bueno, en el post de hoy os traigo mi opinión sobre este acondicionador de aceite de Jojoba para pelo muy seco y dañado. 

Si me seguís de hace tiempo sabréis que mi pelo es normal tirando a un poquito graso a veces (según le da) pero como lo tengo tratado y con algunos mechones decolorados lo siento yo un poco mas seco que antes. Por lo cual, este acondicionador me pareció muy adecuado.

No me equivoqué. Se trata de una textura rica, untuosa y tremendamente suave, que deja el pelo sedoso, muy manejable y suelto, ya que el aceite de jojoba no le aporta grasa pero si nutrición e hidratación. 

Cómo podéis ver, contiene 150ml que a mí me ha servido para todo el verano y tengo el pelo largo y en verano normalmente entre playa y piscina lo hidrato mucho más. 

Sinceramente me parece un productazo, porque cumple lo que promete, su fórmula me encanta ya que no tiene siliconas y el 99% de su composición es de origen natural. Además cuenta con el plus de hidratación y nutrición que le aporta el aceite de almendras dulces.

Lo podéis encontrar tanto en tienda física como online y suele costar 6€ aproximadamente, pero si conocéis la tienda, siempre tiene promociones y descuentos por lo que ahora mismo lo tenéis a 3,50€. Que me parece un precio fenomenal.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que os sirva de ayuda si estáis buscando algo similar para vuestro pelo. 

Muchísimas gracias por leerme, un besote!


Productos terminados verano´17

Muy buenas a tod@s!! Qué tal estáis??? Bueno, hoy como leeis en el título del post os traigo las cosillas que he acabado en estos meses que llevamos de verano.

IMG_20170819_163726

No son todos los que he acabado, porque algunos no recordé guardarlos para la foto y los tiré antes (es el placer de acabar cosillas para luego comprar más).

Los envases que tiré fueron de:

  • Espuma de ducha Yogui Flow: es la de color rojo (rosa fucsia) y que huele increíblemente bien. Me la regalaron en un cofre para mi cumpleaños y he tratado de alargar su vida todo lo posible, pero ya ha llegado a su fin. Según la web huele a rosas y aceite de almendras dulces y yo es que no se que tengo con el olor de las rosas que me encanta.
yogui

foto tomada de la web Rituals.com

  • Gel de ducha de limón y albahaca de Yves rocher: este ha sido un love total. Tenía un aroma suave, refrescante que te despertaba por las mañanas y que venía super bien cuando me duchaba en el gimnasio después de una palicilla de dos horas. Lo único malo es que no perdura el olor en el cuerpo, pero son buenos, económicos y su formulación es muy buena.

limon

  • Gel de pomelo y tomillo de Yves Rocher: de este si tengo foto propia, la tenéis arriba. Otro aroma fresco, cítrico y energizante, de los que apetecen en verano cuando el calorcillo aprieta. Me encanta el olor que deja en la ducha pero, como el anterior, no perdura en la piel. Aún así, no me canso de probar aromas nuevos, ya que son económicos, buenos y bastante respetuosos con el medio ambiente.

 

  • Exfoliante corporal Himalaya de Rituals: vino, junto a su hermana la espuma, en el cofre de mi cumple y tiene el mismo aroma alucinante a rosas. Peeeero, como exfoliante me ha decepcionado un pelín. Tiene un gránulo finito (que está muy bien para no desollarte viva) que viene mezclado con un aceitito para hidratar la piel mientras exfolias, entonces, ¿Qué es lo que no me gusta? pues que pierdo muchísimo producto porque se escurre y se cae al fondo de la bañera. No se si repetiré con él o haré una visitilla a Lush… (muajajajajaja)

 

  • Champú para cabellos tratados de Yves Rocher: este champú ya lo había usado en otra ocasión y me gusta mucho. Está formulado sin silicona para cuidar la fibra capilar sin apelmazarla. Contiene más de un 96% de componentes de origen natural y una base lavante de origen vegetal. La fórmula es fácilmente biodegradable y encima el envase es totalmente reciclable. Me deja el pelo suelto, limpísimo y con un olor muy bueno. No dudo en volver a comprarlo, además siempre tienen descuentos buenísimos tanto en web como en tienda.

 

  • Tratamiento de aceite caliente Damaged de Lush: este pequeño invento lo acabo de probar ahora mismo así que no se muy bien qué efectos va a tener en mi pelo. Se tiene que deshacer con agua caliente y se crea como una especie de mascarilla prelavado que debes dejar actuar durante 30 minutos (yo he aprovechado para dejarlo actuar el tiempo que tarda en reposar el tinte de las raicillas). Desde Lush prometen que deja el pelo hidratado, brillante y fuerte… Ya veremos cómo se porta.

Y con este terminamos las mini reseñas de los productos que he ido gastando estos meses. Me he dado cuenta de que la mayoría son geles, pero en mi defensa diré que somos dos en casa a gastarlos y que tengo muchos abiertos al tiempo, así que deben gastarse (porque si no Elea no me deja comprar más).

Espero que os haya gustado y que os sirva de ayuda a la hora de comprar alguno de ellos. Un beso, mil gracias por pasaros a leer, si os ha gustado, un like es siempre bienvenido.

Chauuuu!!!

 

Probando, probando… gama Garnier Original Remedies coco y cacao.

Holaaaa!!! Qué tal??? En el post de hoy vengo a contaros que he sido una de las ganadoras de un lote de champú y mascarilla para probar por parte de la página web trnd, la cual es una web de encuestas y testado de productos de todo tipo, desde limpiadores para el hogar, alimentación para humanos y mascotas, productos de belleza… y en esta ocasión Garnier quería que unas cuantas chicas probáramos sus gamas de Original Remedies.

Pues bien, tras contestar unas cuantas encuestas y asegurar que te comprometes a divulgar tu opinión en redes sociales (para eso te lo mandan) me llegó mi paquete muy bien embalado, por cierto, de la gama de Coco y Cacao, que es para el pelo encrespado y difícil de alisar. Me dieron el champú y la mascarilla.

IMG_20170801_130209

Como podéis ver, el champú indica que no contiene siliconas, aunque he visto por ahí algún PEG que actúa como disolvente de productos orgánicos o liposolubles pero al ser hidrosoluble, no se almacena en el cuero cabelludo ni en el pelo.  La mascarilla en cambio, lleva parafina, lo cual no me gusta en absoluto ya que es directamente petróleo que si, va a recubrir la fibra capilar y va a alisar el pelo, pero ¿a qué precio? No me agrada poner en mi pelo vaselina, ya que no le aporta absolutamente nada, simplemente recubre y deja un aspecto apelmazado, graso y que se ensucia rápidamente.

Aquí os dejo la lista de ingredientes para que por vosotras/os mismas/os decidáis si os gusta la formulación o si preferís (como es mi caso) productos más respetuosos con mi pelo, con mi cuero cabelludo y con el medio ambiente.

Garnier asegura que son productos respetuosos que se han obtenido de forma sostenible, pero los residuos que se generan cuando aclaramos el pelo y que van directamente  a los ríos y de allí al mar, no son tan sostenibles.

Pero no todo es malo. Ambos presentan un aroma muy bueno a cacao, cosa que me encanta y que además perdura en el pelo hasta la siguiente lavada. El champú tiene un color marrón dorado como si fuera canela líquida o sirope de ágave y la mascarilla es untuosa, cremosa y de color marrón muy clarito.

Os tengo que decir que mi cuñada, que tiene el pelo finito y rizado y que no suele cepillarse el pelo porque se estropea el rizo, lo usó el otro día que estuvo en casa y le encantó, dice que le dejó el pelo super suave y cero encrespado. También es verdad que ella suele utilizar champú y mascarilla de supermercado y de estas marcas (lo que hace tener 20 años y que no me escuche mucho cuando le digo que use champú sin silicona). Así que como todo, es cuestión de gustos y que aunque a mi no me ha convencido mucho, sobre todo la mascarilla, no tiene por qué ser una verdad universal y que a vosotras/os os puede encantar.

También os digo que el que la mascarilla no me haya enamorado, no quiere decir, ni mucho menos que la vaya a tirar (eso sería cero respetuoso con el medio ambiente) o que no la vaya a utilizar jamás. Estoy barajando la posibilidad de dividir el contenido del envase en dos partes y quedarme yo con una pequeña proporción y el resto regalárselo a mi desastrito porque a ella si que le funciona y seguro que lo va a apreciar.

En cuanto al champú si que me ha gustado, me parece un buen producto, que cumple con su función, eso si, lo alternaré con otros que tengo más purificantes para que no me deje el pelo demasiado graso, ya que creo que la manteca de cacao y el coco en mi pelo no son muy recomendables.

En resumen, no son productos que vaya a volver a comprar y que me hayan enamorado. Ya sabéis, si me conocéis un poco, que prefiero otros champús y mascarillas que sean más naturales o al menos, que no contengan en su lista de ingredientes siliconas y mucho menos parafina, vaselina, aceite mineral o como quieran llamarlo ya que es exactamente el mismo producto.

Aún así, quiero darle las gracias a trnd por haberme hecho llegar los productos ya que yo misma quise probarlos para ver si merecían la pena.

Y por hoy nada más que añadir, mil gracias por leerme y nos leemos muy pronto. Besotes!

No volveré a invertir en… Teknia ultra brown Lakmé.

Hola chicas, que tal lleváis el verano? Yo intentando soportar el calor abrasador que hace en Madrid.

El día de hoy os traigo un no volveré a invertir en… ya que considero que cuando mejor se conoce un producto es cuando lo has terminado.

Pues bien, adquirí este producto después de haber visto un vídeo de Porporaporpita (entendedme que Maria no tiene la culpa, a ella le fue genial el color violeta) y como a ella le iba bien y había notado que le mejoraba el color del tinte y que le aguantaba más pues pensé, oye, lo mismo así me ahorro tener que teñir tanto el pelo y agredirlo tanto. y me lo compré.

Lakmé

Colores disponibles

Lo adquirí en la web de porlospelospeluqueros y la web es maravillosa, de verdad os lo digo. El trato al cliente es buenísimo, son rápidos en el envío y el paquete me llegó en perfectas condiciones. 

El champú es de color marrón chocolate, que es justo el color de mi pelo actualmente. Tiene un perfume bastante bueno y produce una espuma cremosa. Ahora me preguntaréis… y por qué no te gusta???

Pues lo primero porque me deja el pelo como el estropajo. Yo normalmente tengo el pelo suave y no se me suele enredar. Es más si no quiero cepillarlo, no lo necesito porque no se me hacen nudos. Y la verdad es que tras utilizarlo, tenía que aplicar una cantidad bastante generosa de mascarilla y aún con ello, el pelo se me cargaba de electricidad estática debido a la deshidratación.

Lo segundo que me disgustó es que no noté ningún efecto notable. No me prolonga más el color del pelo, mucho menos hablar de colorear (que no teñir) alguna cana incipiente, ni matiza las mechas… así que no cumple lo que promete.

Bien es cierto, que un champú permanece poco tiempo en contacto con el cabello y que poco puede hacer, pero se suponía que al llevar pigmento puro, algo debía matizar.

En resumidas cuentas, pagar los 16€ que me costó el champú (y creo que estaba en rebajas) y que no me hiciera mucho, no me hizo mucha ilusión si os soy sincera, ya que para el efecto que me hizo, tengo muchos otros que me dejan el pelo tan suave como la seda.

Por mi parte nada más que añadir, espero que sigáis teniendo un verano genial, mil gracias por leerme y os prometo que estaré por aquí lo más pronto posible.

Un besotee!!

No vuelvo a invertir en… tangle teezer

Hoooolaaaaaa! Como vamos por aquí?
En el post de hoy vengo a hablaros de una de las decepciones potinguiles más grandes que he tenido.
Yo, como casi todas las potimaniacas en cuanto vi que todo el mundo youtuberil (si, acabo de acuñar el término) se compraba el maravilloso, el increíble, el único e inimitable Tangle tezzer tuve que ir cual posesa a por el mío.
Había leído y escuchado maravillas sobre el bendito cepillo. Que si era lo mejor para el cabello, que lo desenredaba sin romperlo, que lo dejaba suave y prevenia las puntas abiertas…
Pues bien, el cepillito en cuestión me costó unos 16 eurazos pero yo llegué a casa tan contenta con mi súper compra y  lo utilicé en ese mismo momento cuando me lavé el pelo. Intenté desenredarme el pelo y a pesar de que tengo la suerte de tener un pelo agradecido y adorable que no se enreda, me dejó una maraña de enredos que casi tuve que cortar para deshacer los nudos. Fue horrible!!
Sin dejarme convencer por esa malisima primera experiencia, decidí darle una segunda oportunidad para cepillarme el pelo una vez seco y… no hace absolutamente nada. Lo único que cepilla es la superficie pero las capas inferiores del cabello las deja tal cual.
Y la prueba definitiva fue el día en que traté de hacerme una coleta alta. Eso fue un despropósito total y absoluto.  No hubo manera, no me dejaba recoger el pelo, lo enredaba… un fiasco.

El cepillo en cuestión es este

image

Yo lo compré en una tienda de artículos de peluquería y os prometo que nunca he sentido con tanta fuerza que había tirado el dinero.
También es cierto que a mi chica le ha gustado ya que ella tiene un corte pixie largo  y con él logra desenredar la parte más larga del flequillo.
Así que si tenéis el cabello largo como yo y no os apetece haceros nudos gratuitamente ahorraos el dinero e invertirlo en un buen cepillo de toda la vida con cerdas redondeadas que no rompan el pelo.
Espero que este post algo negativo os sirva a la hora de elegir qué cepillo queréis en virtud de vuestras necesidades. Os mando mil besos y abrazos y muchísimas gracias por leerme.

He pecado en Ives Rocher

Hola pequeñuelas!!!!

Espero que estéis empezando el otoño super bien, en mi caso y como siempre que empieza la temporada de toses, estornudos y resfriados mi trabajo se vuelve caótico y es un no parar, de forma que no encuentro el momento de escribir, peeeeeero hoy ya tocaba sentarme en el sofá teclado en mano, mientras escucho como fuera está lloviendo.

Pues bien, uno de los sábados en los que me fui sola a Parque Sur (y eso es un pecado mortal, porque necesito a mi novia para que me controle) iba yo buscando una cremita hidratante que me hipnotizara por su olor, que se absorbiera pronto (si me conoceis un poco sabréis que no puedo con las cremas untuosas) y a poder ser que no fuera un robo a mano armada.

Lo se, pido mucho pero es que no puedo con las mantecas de The Body Shop que valen un riñón y tardan media vida en absorberse y chicas, yo no soy de las chicas que se tiran desnudas por la casa después de ducharse hasta que la crema tenga a bien dejar de ser pegajosa.

Así que bueno, como decía, iba buscando LA CREMA, así en mayúsculas y de pronto vi la tienda de Ives Rocher medio vacía y como que me llamó entrar (y no suelo, porque las tiendas vacías me dan mal rollito) me coloqué delante del stand de las hidratantes corporales y Voilá me enamoré. La culpable de mi amor es esta pequeña preciosidad de aquí:

53396

Pues bien, probé el tester que tenían en la tienda y enseguida me encantó el perfume, era un aroma suave y cálido de vainilla que personalmente me apasiona para el otoño invierno y me apliqué un poco en el antebrazo (yo creo que la dependienta a esas alturas pensaba que estaba medio loca pero bueno) y esperé a ver si se absorbía y cómo me dejaba la piel. Pasados unos minutos escasos la crema había desaparecido y en su lugar quedaba un perfume increíble y una suavidad extrema. MIA!!! casi quise gritar de emoción y me fui a la caja a pagar.

Danger, Danger!!! según me acercaba la dependienta se me acercó y me preguntó si conocía la tienda, bla, bla. bla y le dije que si, que era socia pero que no solía entrar mucho y me dijo que si había probado sus champús SIN SILICONAS (horror, había dicho la palabra mágica) y allá que fui como una posesa hacia la zona de cuidado capilar y allí estaban todos colocaditos esperandome y mirandome con gesto seductor, además estaban de oferta, 2 champús por 5€ así que me tiré a la piscina y me llevé el purificante y el de luminosidad y vitalidad. Son estas monadas de aquí:

00398 18069

Esta compra la hice hará más o menos un mes y durante este tiempo he estado probando las cositas así que tengo una opinión más formada acerca de ellas y puedo ser más objetiva.

La crema hidratante me sigue enamorando y cada día más. Cumple todos los requisitos que yo le pedía a una crema, así que soy feliz como una perdiz y es que además huele increíblemente bien, de verdad, si tenéis una tienda a mano id y oledla, os vais a quedar con la boca abierta y salivando. El perfume se mantiene toooooodoooo el día en la piel así que podéis ir olisqueandoos aunque quede raruno hacerlo. No os he contado que el bote es de 400ml y que su precio es de 6,95€. Me encanta todo menos que el tester de la tienda tenía dispensador y el bote de venta no lo tiene pero creo que se puede comprar allí, lo que pasa es que yo fui medio boba y no me di cuenta en el momento.

En cuanto a los champús, de momento he probado solo el de luminosidad y vitalidad y también debo deciros que me tiene loca. Es un champú líquido común y corriente pero tiene la peculiaridad de que a pesar de dejarte el pelo tan limpio que chirría no lo deja seco ni estropajoso. El brillo que dice que aporta es totalmente verdadero porque he notado un brillo extra cuando lo usaba que no encontraba cuando utilizaba otro champú, así que cumple lo que promete. En cuanto al olor es gracioso porque me huele a plantas, me recuerda al cesped cortado o cuando siegan los prados… así muy campestre todo.Trae 300ml y el precio como os dije arriba fue de 2,5€ porque estaba en oferta pero creo que su precio normal es de unos 6€.

He de deciros que Ives Rocher es una tienda de cosmética natural que utiliza muchos principios activos bio y que creo (esto último no puedo asegurarlo al 100%, pero prometo informarme) que no testa en animales así que es perfecta si os preocupan como a mi estas cosas.

Y eso es todo por el post de hoy, espero que os haya gustado y que si os habéis quedado con ganas de oler la hidratante, corrais a la tienda más cercana y me contais.

Un beso enorme y nos leemos pronto.